• Caro y Emi

¿Qué hay después del miedo?

Actualizado: ene 19

Hace un año hicimos un post, sobre los miedos que teníamos antes de viajar y como intuíamos, casi ninguno de ellos era real, de hecho, todo lo contrario, encontramos más amabilidad, cooperación, buena onda y relajación en nuestro camino, que cualquier situación negativa. Ahora, luego de 10 meses viajando por casi toda Asia y parte de Europa, podemos ver en retrospectiva y analizar cada uno de esos miedos, desde otro lado y contarles nuestras experiencias.



En el post de hace un año, hacíamos preguntas o afirmaciones tales como:


  • "No nos va a alcanzar el dinero": Esta es típica y de hecho, nuestros amigos, conocidos y familiares ayudaban a acrecentar este miedo (¿De qué van a vivir? ¿Y si tienen una emergencia? ¿Y si les roban todo?) y claro, no teníamos respuestas aún, pero ahora tenemos algunas. En el camino, fueron surgiendo naturalmente y sin buscarlo, oportunidades para trabajar y generar ingresos, muchos descuentos (como los que tenemos en nuestra sección "Te ayudamos a viajar") y gente hermosa que cuando no podíamos llegar a algún lugar o no sabíamos como conseguir algo, nos ayudaban. Esto último pasó tanto en países ricos como en países pobres, así que a quitarse los prejuicios y viajar con una mente abierta.

  • "Nos puede pasar algo": ¡Claro que sí! Te van a pasar MIL cosas pero la mayoría, van a ser muy positivas y te van a ayudar a seguir viajando. Ese concepto que tenemos, que todo lo que nos pueda pasar que no sea nuestra rutina es perjudicial, es exactamente el enemigo más difícil de vencer, el de la zona de confort. Sinceramente, podemos recordar muchísimas experiencias positivas de este viaje y las pocas negativas ya son anécdotas y solo suman aventura a nuestro viaje. Por ejemplo: Uno de los grandes miedo antes del viaje era que nos robaran, y ¿Qué pasó? Ni bien empezó el viaje íbamos de Argentina a Japón (nuestro primer destino) con varias escalas, una de ellas: Lima. Perdimos el vuelo de conexión a L.A . y cuando recuperamos las mochilas nos dimos cuenta que nos habían robado 2 camperas y otras cosas más. No solo perdimos un avión de conexión sino que nos robaron y ni habíamos llegado al primer destino aún. Pasamos un gran estrés tratando de conseguir otro vuelo sin pagar un extra y también sin perder el ultimo vuelo que nos llevaría a Japón para comenzar el viaje y además, haciendo la denuncia por el robo. Un día muy largo que terminó con un genio que nos consiguió dos lugares en el siguiente vuelo a L.A. desde donde tomábamos el último vuelo a Japón, sin pagar nada extra y llegando a tiempo a nuestro vuelo. Y en cuanto a las camperas, la aerolínea nos devolvió algo del valor de las mismas por lo que en Japón nos pudimos comprar dos nuevas. Sumamos la primera anécdota del viaje que queda como un gran recuerdo y muchos aprendizajes como mochileros que no volvimos a cometer el resto del viaje. No hay derrotas: hay aprendizajes.



  • "No vamos a tener trabajo cuando volvamos": Esta, sobretodo por nuestra edad y el país donde vivimos nos atemorizaba particularmente, pero en realidad, no es más que otra cara, del mismo miedo que antes. Acaso, ¿No podrías conseguir algo aún mejor? ¿Encontrar algo que te haga más feliz? Encontrar trabajo no es el problema, el problema es si lo que hacés te gusta, te llena y te hace feliz. Expandir tu mundo viajando probablemente te de más herramientas para crecer profesionalmente que quedarte haciendo algo que no te hace feliz. Por ejemplo: Caro se dio cuenta que le gusta sacar fotos y disfruta mucho, que antes del viaje lo tenia como un hobby al que no le destinaba mucho tiempo y con el viaje aprendió muchas mas técnicas y se anima a más, hasta trabajar de ello si quisiera.

  • "Ya nos tenemos edad para hacer esta locura": ¿Cuál es la edad correcta para cumplir tus sueños? ¿Cuál es la edad correcta para ser feliz? ¿Existe tal respuesta o es un armado social? Tenemos un post sobre esto llamado "Ya no tengo edad para viajar por el mundo" y eso que aún ni habíamos empezado el viaje, pero algo que nos limitaba por el miedo que nos daba. Ahora podemos decir que todo eso es un prejuicio social y no es real. No existe una edad para viajar (conocimos gente de TODAS las edades y TODOS los estratos socio-económicos viajando por el mundo, hasta varias familias con hijos que nos inspiraron a querer aun mas) estamos en esto hace 10 meses y queremos seguir viajando, con 34 y 35 años aun tambien con hijos, sin ninguna duda. En este tiempo, escalamos montañas, caminamos durante meses un promedio de 18km por día, anduvimos en todo tipo de transportes públicos, dormimos en estaciones de bus, de tren, aeropuertos, comimos cualquier cosa de la calle y cualquier lado, nos hospedó gente que ni nos conocía, nos perdimos por las junglas, montañas y valles volcánicos, así como tuvimos la suerte de ser recibidos en hoteles 5 estrellas y comer en restaurantes de lujo. Viajar es eso, es una aventura impredecible y el único limite está en tu cabeza. Una de las preguntas que suena dura, pero es interesante hacerse es y que nos ayudó a hacer el "clic" en la cabeza fue: Si fueras a morir mañana, ¿Qué te arrepentirías de no haber hecho? y otra importante es: Si no dependiera del dinero, ¿Estarías haciendo lo que estás haciendo? y si no: ¿Qué estarías haciendo? para nosotros ambas preguntas tenían la misma respuesta: VIAJAR!


  • "Otros seguro son ricos o tienen familias ricas, nosotros nada de eso": Esta suele ser la más común, piensan que somos ricos porque viajamos por mucho tiempo, como nosotros lo pensábamos antes, pero esto es totalmente equivocado. Sí, tuvimos que ahorrar, bastante tiempo, pero ricos, ni cerca. Es más, calculamos nuestro presupuesto en base al mismo gasto o menor, que el que teníamos en Buenos Aires, así que vivimos con los mismos ingresos. La clave es: ¿Cuánto podés ahorrar? ¿Cuántos gastos podés minimizar estando de viaje? ¿Cuánto tiempo y a qué lugares querés ir? La mayor parte de Asia es mucho más barato que Argentina o casi cualquier lugar de latinoamérica, por ende, viajar por ahí se puede hacer por mucho tiempo y muy bien, sin tanto dinero. Lo que es clave es la vieja y querida frase: "Que tus ganas sean más grandes que tus excusas". No somos ricos, ni le pasamos cerca a eso, pero hay miles de blogs en internet y miles de personas que te pueden ayudar a hacer el viaje muchísimo menos costoso: Housesitting, Couchsurfing, Workaway, vender cosas a lo largo de tu viaje, trabajar a cambio de hospedaje en hostels y/o alimentos en hostels, etc. Claro, te va a requerir planificar bien, hablar con gente, moverte, pero... ¿Acaso no es la acción la clave para cumplir los sueños?

Por eso, les podemos decir, si están en esa etapa en la que el miedo los paraliza, SABEN que viajar es lo que más quieren en la vida, pero su mente les inventa mil excusas basadas en el miedo: Escúchenlas, pero no les hagan mucho caso. El miedo es una advertencia, una ayuda para entender los peligros de lo que van a enfrentar y está bien que eso sea así, si no, iríamos como unos desbocados y nos hubieran estafado y/o robado en varios países, hubiéramos pasado frío o hubiéramos gastado dinerales en soluciones, pero gracias al miedo, pudimos prepararnos y tener atención, soluciones, contactos, formas de ahorrar, plan B, todo lo necesario para hacer un gran viaje.

Así que, si QUERÉS VIAJAR DE VERDAD pero tenés miedo, sabé que como dice otra gran frase: "Las mejores cosas de la vida están del otro lado de tu máximo miedo" ¡A viajar!

🏨 ¿Necesitas descuento para tu alojamiento? Clic aquí

🚌 ¿Necesitas descuento para tus traslados? Clic aquí

🏥 ¿Necesitas descuento para tu Seguro de Viaje? Clic aquí


🤗 ¿Necesitas MÁS DESCUENTOS? Clic aquí!

Esperamos les haya gustado el post y si necesitan algún dato más o más información, contáctennos: caroyemi360@gmail.com


Estamos en una aventura que ya lleva más de 1 AÑO!! Si querés ver el día a día de nuestra aventura: www.instagram.com/caroyemi360


- Caro y Emi #viajes #viajeros #viajar #miedo #asusta #sueño #quieroviajar

0 vistas

©2019 by VorteilMedia - www.vorteilmedia.com